Espejos – Speculum

iniSPECULUM

 

Los espejos siempre han ejercido una gran atracción y un cierto misterio. Reflejan una imagen inversa y crean una realidad ilusoria, a veces mágica y otras multiplicadora de espacios. Como superficies pulidas que nos retornan todo lo que se coloca delante, nos rebelan apariencias dobles y enigmáticas de idénticas apariencias. Los marcos que los acompañan juegan básicamente una función estética que, como si los aislara, los hiciera sobresalir delimitándolos. Habitualmente se escogen para conseguir una apariencia agradable y resaltar el valor del espejo.

Asimismo, originariamente algunos de estos marcos rodeaban fotografías de familia que con el paso del tiempo fueron reemplazados para devolver una nueva imagen.

Así estos espejos enmarcados que se exponen en la Galeria Fernando Pinós son diversos y variados, tanto por el material utilizado como por las formas.

Es un acierto mostrarlos todos juntos, en una galeria donde destacan modelos de formas sinuosas, un ejemplar de sobremesa esculturado con una mujer, el de pirograbados del taller Busquets, otro con dorados de la Casa Esteva, los que contienen aplicaciones de lámparas-flor o los que vienen acompañados de motivos vegetales tallados, así como los que destacan por la finura en las incrustaciones de nácar y marquetería..

 

Un conjunto de artefactos singulares que responden a los gustos eclécticos del siglo XIX y de los primeros años del siglo XX.

Teresa-M Sala.

Mayo 2008